Cómo dejar de Victimizarse

Cómo dejar de Victimizarse

Cómo dejar de Victimizarse

Un gran problema que tiene mucha gente es que se ven a sí mismos como víctimas que tienen poco o ningún control sobre sus vidas.

En este espacio mental sientes pena por ti mismo, el mundo parece estar en tu contra y te quedas atascado. Se toma poca o ninguna acción y te pierdes en un mar de tristeza y auto-compasión.

Consejos para no ser una Victima

Entonces, ¿cómo puedes salir de esa mentalidad? En este artículo, me gustaría compartir algunas cosas que me han ayudado.

1. Características de una mentalidad de víctima

Hay algunas caracteristicas de la mentalidad de víctima:

  • Atención y validación. Podrás en algún momento obtener buenos sentimientos de otras personas que están preocupadas por tí y tratan de ayudarte. Por otro lado, puede que esto no dure tanto tiempo si la gente se cansa de tí y tu comportamiento.
  • No tienes que correr riesgos. Cuando te sientes como una víctima, tiendes a no tomar medidas y luego no tienes que arriesgarte, por ejemplo, al rechazo o al fracaso.
  • No tienes que asumir la responsabilidad. Asumir la responsabilidad de tu propia vida puede ser un trabajo muy duro, tienes que tomar decisiones difíciles y a veces es complicado. A corto plazo, puede parecer que la opción más fácil es no asumir tu propia responsabilidad.
  • Te hace sentir bien. Cuando te sientes como la víctima y como todos los demás, o simplemente alguien más, está equivocado y tú tienes razón, eso puede llevarte a sentimientos placenteros.

En mi experiencia, con solo ser consciente de lo que puedo obtener del pensamiento de víctima, es más fácil decir que no a eso y elegir tomar un camino diferente.

También facilita la toma de decisiones racionales sobre qué hacer. Sí, sé que puedo evitar el riesgo y el arduo trabajo de actuar si me siento como una víctima.

Pero también sé que hay resultados aún más positivos si elijo tomar la otra ruta, si tomo la mejor decisión para arriesgarme y comenzar a avanzar en mi vida.

Esto te puede interesar: Cómo hacer para Recuperar el Amor Propio.

2. Acepta no ser la víctima

Entonces, para salir de esa mentalidad, debes renunciar a lo dicho anteriormente.

También puedes experimentar una especie de vacío interior cuando sueltas el pensamiento de víctima.

Es posible que hayas pasado horas cada semana pensando y hablando de lo mal que te han ido las cosas en la vida. O cómo la gente te ha hecho daño y cómo podrías vengarte de ellos.

Ahora tienes que llenar tu vida con nuevos pensamientos que pueden resultar incómodos porque no son tan íntimamente familiares como el pensamiento de la víctima en el que has estado durante años.

PRESTA ATENCIÓN!
Si quieres MEJORAR tus habilidades sociales, aumentar tu autoestima, tu carisma, confianza para conocer nuevas personas y conectar con ellas fácilmente.Te invito a ver este NUEVO método a continuación. > Haz click aquí <

Consejos para no ser una Victima

3. Asume la responsabilidad de tu vida

¿Por qué la gente suele tener problemas de autoestima? Diría que una de las principales razones es que no se hacen responsables de sus vidas. En cambio, solo culpan a otras personas por las cosas malas que le suceden y terminan con una mentalidad de víctima.

Esto daña muchas partes vitales de tu vida. Cosas como relaciones, ambiciones y logros.

Ese dolor no se detendrá hasta que te des cuenta y asumas la responsabilidad de tu vida. Realmente no hay forma de evitarlo.

Y la diferencia es realmente notable. Pruebalo. Te sientes mucho mejor contigo mismo incluso si solo asumes la responsabilidad personal de tu propia vida por un día.

Esta es también una forma de dejar de depender de la validación externa, como los elogios de otras personas, para sentirte bien contigo mismo.

En su lugar, comienzas a construir una estabilidad interior y una especie de resorte interior que alimenta tu vida con emociones positivas sin importar lo que digan o hagan otras personas a tu alrededor.

4. Gratitud ante todo

Cuando siento que me estoy poniendo en el papel de víctima, me gusta hacerme esta pregunta:

¿Alguien la está pasando peor en este planeta? 

La respuesta puede no resultar en pensamientos positivos, pero seguro que puede sacarte de esa actitud algo infantil de “pobre, pobre de mí …” bastante rápido.

Entiendo que tengo mucho que agradecer en mi vida. Esta pregunta cambia mi perspectiva de una estrecha y egocéntrica a una mucho más amplia. Me ayuda a aliviar mi situación.

Eso es muy útil para mantener tu enfoque en cómo resolver un problema o sacar algo bueno de una situación difícil.

En lugar de preguntarte ¿por qué? una y otra vez y, por lo tanto, concentrándote en sentirte cada vez peor.

5. Perdona a los demás

Es fácil dejarte envolver pensando que el perdón es algo que “debes hacer”. Pero perdonar puede ser muy beneficioso para ti.

Una de las mejores razones para perdonar se puede encontrar en esta frase:

“Cuando tienes resentimiento hacia otra persona, estás ligado a esa persona o condición por un vínculo emocional que es más fuerte que el acero. El perdón es la única forma de disolver ese vínculo y liberarse “.

Mientras no perdones a alguien, estás vinculado a esa persona. Tus pensamientos volverán a la persona que te hizo daño y lo que hizo una y otra vez.

Mira esto: Cómo podemos proteger nuestra salud mental.

El vínculo emocional entre ustedes dos es tan fuerte que les inflige mucho sufrimiento y, como resultado de tu confusión interior, con mayor frecuencia también a otras personas a tu alrededor.

Cuando perdonas no solo liberas a la otra persona. Tú también te liberaste de toda esa agonía.

6. Dirige tu atención ayudando a alguien

La pregunta del consejo 4 es muy útil. Otra pregunta que uso cuando entro en el espacio de víctima es simplemente:

¿Cómo puedo dar valor ahora mismo?

Hacer esa pregunta y hacer ese cambio en lo que te enfocas realmente ayuda, incluso si es posible que no tengas ganas de hacerlo.

Así que averiguo cómo puedo dar valor a otra persona, cómo puedo ayudar a alguien.

Y es que la forma en que te comportas y piensas con los demás parece tener un gran efecto en la forma en que te comportas contigo mismo y piensas en ti mismo.

Por ejemplo, juzga más a las personas y tiendes a juzgarte más a ti mismo. Se más amable con otras personas y ayudalas, y tiende a ser más amable y servicial contigo mismo.

Quizás un poco contrario a la intuición, pero esa ha sido mi experiencia. Cuanto más amas a otras personas, más te amas a ti mismo.

Asume la responsabilidad de tu vida

7. Date un descanso

Salir de la mentalidad de víctima puede ser difícil. Algunos días recaerás. Está bien no te culpes por eso.

Y se amable contigo mismo. No tienes que ser perfecto, un pequeño desliz se convierte en un gran problema y puede hacer que caigas en una espiral hacia un lugar muy negativo durante muchos días.

Es más útil darte un respiro y usar los consejos anteriores para moverte hacia un espacio mental positivo y empoderado una vez más.

 

 

PRESTA ATENCIÓN!
Si quieres MEJORAR tus habilidades sociales, aumentar tu autoestima, tu carisma, confianza para conocer nuevas personas y conectar con ellas fácilmente.Te invito a ver este NUEVO método a continuación. > Haz click aquí <

 

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.