Cómo Cuidar mi Integridad Física y Emocional

Cómo Cuidar mi Integridad Física y Emocional

La vida pasa y tus emociones son la expresión de lo que te está sucediendo. A lo largo de tu vida, experimentarás numerosos sentimientos. Muchas emociones te resultarán familiares, aquellas que ocurren de manera regular y reflejan los eventos de tu vida diaria.

Algunos serán menos familiares, porque los eventos que expresan estas emociones serán menos y más lejanos, como una pérdida profunda, una tragedia y la muerte.

Dominar tus emociones no es solo tu responsabilidad personal, sino que también es una estrategia positiva para vivir la vida de la mejor manera posible.

ATENCIÓN!
Antes de continuar leyendo, si te interesa MEJORAR tus habilidades sociales, aumentar tu autoestima, tu carisma, confianza para conocer nuevas personas y conectar con ellas fácilmente. Accede a continuación. > Haz click aquí <

¿Qué es la Integridad Física y Emocional?

Cuando tienes una actitud saludable acerca de tus sentimientos y cómo expresarlos, estás mejor equipado para superar bien los eventos, en lugar de sentir cada vez que una fuerte emoción te hace sentir abrumado e incapaz de manejar la situación.

Lo ideal es que tus emociones te ayuden a comprender lo que está sucediendo.

Es posible que tu dominio de la emoción tarde en desarrollarse, pero una vez que lo adquieres, ya no te sentirás perdido en la emoción del momento. Más bien, podrás ver tu respuesta emocional como una forma de comprender lo que está sucediendo y de elevarte por encima de tus sentimientos inmediatos para actuar de manera apropiada en esa situación específica.

Con demasiada frecuencia, las personas reaccionan impulsivamente a una situación sin pensar demasiado en ella.

Dirán que así es como se sienten, pero con frecuencia es una respuesta habitual.

En lugar de reaccionar con una emoción fuera de control, que a menudo conduce a una escalada de la respuesta emocional, no haces ningún bien a nadie y no haces nada para resolver el problema. ¿no sería mucho mejor comprender de qué se tratan tus emociones y cómo usarlas para servirte mejor?

5 Consejos para cuidar mi Integridad Física y Emocional

Estas son algunas de las herramientas básicas que pueden ayudarte a dominar tus emociones:

1. Conoce tus emociones

¿Cuáles son tus experiencias pasadas con cada emoción? Tienes que saber desencadena cada una de ellos.

Comprende qué eventos, y especialmente las personas, están asociadas con cada una.

¿Entiendes por qué respondes emocionalmente como lo haces? ¿Estás satisfecho de que tu respuesta emocional sea apropiada y refleje lo que realmente sientes? ¿O tu respuesta emocional se siente incómoda, por ejemplo, exagerada (o no lo suficientemente reactiva para la situación)? ¿Te sientes frustrado por no poder expresarte adecuadamente?

Esto te puede interesar: Pasos para dejar de criticarse a ti mismo.

Conocer tus emociones debería ayudarte a juzgar cómo comportarte cuando surge una situación.

Cada nuevo evento o interacción no debe sentirse como la primera vez que ocurre.

Cada vez que se expresa una emoción específica, te da otra oportunidad para observarte a ti mismo y responder de una manera que se sienta correcta para ti.

Consejos para cuidar mi integridad física y emocional

2. Mantén límites saludables

¿Cómo mantienes tu propia integridad emocional? ¿Cómo evitas que las emociones de los demás invadan tu espacio?

¿Eres capaz de reconocer cuando las emociones de los demás “se vuelven” tuyas, o al menos cuando otros intentan hacerte “sentir” como ellos y como quieren que te sientas? ¿Tienes estrategias para protegerte de la invasión emocional?

Piensa en un límite como un espacio saludable a tu alrededor. Tú decides qué tan grande debe ser este espacio para que te sientas cómodo. Puede ser un espacio real, medido como distancia física, o un espacio emocional imaginario.

Cuando mantienes limites emocionales, estás cuidando de ti mismo.

Una vez que hayas hecho eso, podrás lidiar con una situación o persona de manera más efectiva, ya que sabes lo que puedes y harás, así como lo que no permitirás que suceda emocionalmente.

3. Cultiva tu propio bienestar en todos los niveles

Practica el cuidado personal siempre que sea posible. El cuidado físico te mantendrá sano y fuerte, más capaz de soportar la vida cuando sucedan cosas difíciles. El bienestar psicológico es muy útil para ayudarte a mantenerte, especialmente durante los desafíos de la vida cuando se te pide que respondas emocionalmente.

Comprender quién eres tú en tu esencia, qué te motiva, en qué te diferencia de los que te rodean o en qué te pareces a ellos, y cuáles son tus actitudes y creencias te ayudará a mantenerte en el “camino correcto”, capaz de permanecer en tu camino para lograr lo que deseas al igual que con las emociones, tu perspectiva psicológica te ayuda a mantenerte estable en tu propia vida.

Espiritualmente, cultiva un sistema de creencias que te brinde esperanza y fe.

La práctica espiritual (esto puede ser religiosa, pero no necesariamente) ayuda a sostenerte a diario, especialmente en tiempos difíciles, desafiantes y con personas que se esfuerzan y desafían.

4. Crea un sistema de apoyo saludable

Estas son personas que te animan y nutren. Estas son personas que te conocen, les gusta quién eres y están dispuestas a ayudarte a convertirte en tu mejor versión. Personas sin ningún motivo oculto o agenda privada.

Estas son personas a las que siempre puedes recurrir solo para escuchar o brindar consejos si es necesario.

No debería ser difícil identificar quién en tu vida te abruma, te agobia, te preocupa, te pone ansioso o te hace involucrarte en situaciones y relaciones que no son lo mejor para ti y que te disuaden de perseguir lo que te hace feliz y contento.

Mira esto: 8 Formas de evitar ser manipulado.

A veces es difícil comprender que una relación o situación te está involucrando de manera negativa.

Pero con el tiempo y con interacciones repetitivas, deberías comenzar a ver el panorama general. Incluso si tienes dificultades para alejarte o limitar una relación o situación que no es buena para tí, tener un sistema de apoyo detrás de ti es extremadamente útil.

El objetivo es eventualmente avanzar hacia relaciones más satisfactorias, productivas y afectivas que respalden el tipo de vida que deseas vivir.

Crea un sistema de apoyo saludable

5. Crea una caja de herramientas emocional o psicológica

Esta es una gran imagen para muchos de estos conceptos. Tu “caja de herramientas” es un lugar donde guardas tus habilidades de afrontamiento: herramientas de gestión de la vida que has adquirido a lo largo del tiempo y durante el transcurso de numerosas experiencias de vida.

Estas herramientas son estrategias que has desarrollado y utilizado de manera eficaz para hacer frente a los desafíos a tu vida y bienestar.

Con el tiempo, tu “caja de herramientas” personal debería llegar a contener todo lo que necesitas.

Sin embargo, en tiempos difíciles, las personas pueden sentir que necesitan buscar ayuda para obtener una perspectiva más amplia y tal vez agregar más estrategias para lidiar mejor con una situación determinada.

Todo lo que te ayude a crecer emocionalmente y a estar más arraigado dentro de ti es siempre algo bueno para tu vida.

 

 

UN MOMENTO!!
Si te interesa MEJORAR tus habilidades sociales, aumentar tu autoestima, tu carisma, confianza para conocer nuevas personas y conectar con ellas fácilmente. Accede a continuación. > Haz click aquí <

 

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.