Cuando el amor se enfría en el Matrimonio

Cuando el amor se enfría en el Matrimonio

Cada matrimonio tiene sus altibajos, buenos y malos días. Pero, ¿Qué pasa si sientes que el tuyo ha caído en una rutina y no estás seguro de cómo salir de esa monotonía?

La edad de cincuenta años o más, es generalmente el momento en que las personas se ven obligadas a entrar en una etapa de exploración, de hasta dónde han llegado y hacia dónde van.

UN MOMENTO!!
Antes de continuar leyendo, si realmente quieres salvar tu matrimonio tienes que leer la historia de Samantha, ella estuvo a punto de divorciarse y perderlo todo para siempre. Pero aplicó un MÉTODO ÚNICO que la ayudó a recuperar a su esposo en poco tiempo y rehacer su vida otra vez a su lado. Ingresa a continuación. > Haz click aquí <

¿Qué hacer cuando el amor se enfría en el matrimonio?

Este momento de auto-reflexión puede llevar a la frustración, que luego puede revelarse en discusiones triviales, falta de comunicación y poco sexo, si es que lo hay.

Averigua si tu relación necesita un impulso al revisar estos cinco signos y formas de reavivar el romance en tu matrimonio.

5 Señales de que el amor en tu matrimonio se está enfriando

Aquí te mostraré 5 señales a tener en cuenta para saber si la llama del amor en tu matrimonio se está apagando y que debes hacer para resolverlo.

1. La falta de sexo

La intimidad evoluciona con la edad y el cambio de frecuencia es un tema común. Pero si ambos están satisfechos, no te preocupes si tu intimidad de dos veces por semana se convierte en dos veces al mes.

El sexo es un barómetro de una relación, pero también lo es el afecto físico como los abrazos.

Puedes darte cuenta de que tu matrimonio necesita un impulso no solo cuando las relaciones sexuales han disminuido, sino también cuando los placeres más pequeños han disminuido, como tomarse de la mano y besarse.

Cómo arreglarlo:

Hablar de la ausencia de afecto o de hacer el amor puede ser el beso de la muerte; El sexo repentino puede hacer que tu esposa o esposo se sienta incómodo y no esté listo para seguir.

En su lugar, comienza a re-introducir lentamente los abrazos y los pequeños signos de amor que luego podrían conducir a mucho más romance.

Y si bien puede parecer cursi, pero no te olvides de abrazar todos los días y decirle a tu pareja “te amo”.

Te puede interesar: Cómo puedo salvar mi Matrimonio.

2. La falta de comunicación

¿Ya no conversar nada con tu pareja durante la cena? ¡No dejes que el silencio se apodere de ti! Incluso después de décadas juntos, el acto de conversar es uno que puede impulsar una relación.

La chispa se apaga en un matrimonio cuando las conversaciones en la mesa se convierten más en una actualización sobre los hijos y nietos, que entre ellos mismos.

Cómo arreglarlo:

Recuerda que estás casado con tu pareja, no con los hijos. Y cuando estés conversando, mira a tu pareja a los ojos y sonríe mientras la escuchas.

Tu cónyuge se sentirá automáticamente más comprendido y cuidado, lo que cambiará el sentimiento de la conversación. La proximidad también es una consideración. Una conversación se vuelve más cálida y afectuosa si colocas una mano sobre la pierna o el hombro de tu esposo o esposa.

Señales de que tu Matrimonio se a Enfriado

3. La falta de nuevas ideas

Has un balance de la situación si tu vida matrimonial se torna aburrida y con la misma rutina día tras día.

Un matrimonio establecido está obligado a tener parejas con diferentes intereses y horarios, pero ir por caminos completamente separados o quedar atrapado en una rutina aburrida (preparar comidas, cenar a la misma hora, ver la televisión todas las noches) pueden ser signos de una depresión en la relación.

Cómo arreglarlo:

Siempre que te liberes del patrón diario, casi no importa lo que hagas. Come sobre una manta, duerme en un lugar diferente o cambia los muebles del dormitorio.

Sorprende a tu pareja con una nota de amor, una flor o un globo sin motivo.

Y, por supuesto, hacer tiempo el uno para el otro, ya sea una salida nocturna oficial, un paseo después de la cena o un paseo en automóvil, ayudará a mantener una conexión sólida.

4. La falta de comprensión y paciencia

Los desacuerdos aquí y allá son normales, pero discutir con tu pareja repetidamente no es un enfoque saludable para las parejas maduras; es lo que hacen los hermanos menores para recibir más atención.

Te estás poniendo a ti mismo en primer lugar a expensas de la relación cuando comienzas una pelea.

El verdadero peligro aquí es que discutir puede convertirse en algo normal, reemplazando la relación amorosa que solías compartir.

Cómo arreglarlo:

Llega al fondo de lo que te molesta lo más pronto posible. Si tienen problemas para hablar por sí mismos, busquen un consejero, o amigo de confianza que pueda actuar como mediador.

Mira aquí: Cómo Mantenerse Enamorado en el Matrimonio.

5. La falta de bondad

Es hora de echar un vistazo de cerca a tu relación cuando los gestos agradables ya no se den.

Poner la película favorita de tu pareja o traerle una taza de café todas las mañanas puede parecer trivial, pero también son detalles importantes en el matrimonio.

La hostilidad puede estar al acecho bajo la superficie en ausencia de actos amables.

Cómo arreglarlo:

Suaviza esta mala racha haciendo algo que no hayas hecho antes para sorprender a tu pareja.

Saca la basura, manda a lavar su auto debes en cuando (si tiene uno), o prepara un picnic y has un paseo repentino al parque los dos solos.

O demuéstrale cuánto te importa tu pareja, diciéndole a tus amigos y familiares cuando ella esté cerca.

5 Señales de que tu matrimonio ya no funciona

5 Señales de que tu Matrimonio ya no Funciona

Es seguro decir que ninguna pareja se casa esperando el divorcio. Si supieras que no vas a lograr mantener tu matrimonio a flote, no gastarías el dinero ni caminarías por el pasillo hacia el altar, ¿verdad?

Pero los problemas matrimoniales son algo que todas las parejas enfrentan.

Los problemas que podrían llevarte a ti y a tu pareja a la oficina de un abogado de divorcio podrían acercarse sigilosamente o podrían ya estar ahí sin darte cuenta.

UN MOMENTO!!
Antes de continuar leyendo, si realmente quieres salvar tu matrimonio tienes que leer la historia de Samantha, ella estuvo a punto de divorciarse y perderlo todo para siempre. Pero aplicó un MÉTODO ÚNICO que la ayudó a recuperar a su esposo en poco tiempo y rehacer su vida otra vez a su lado. Ingresa a continuación. > Haz click aquí <

Cómo saber si tu Matrimonio ya no funciona

Entonces, ¿Cómo sabrás cuándo es el momento de buscar ayuda o separarse?

He recopilado la información de algunos terapeutas matrimoniales y de relaciones para ayudarte a identificar esos signos.

1. Ya no hay conexión

Cuando un matrimonio fracasa, el resentimiento y el desprecio reemplazan la paciencia y el amor que solían servir como base para su conexión.

Hacen todo lo posible para evitarse el uno al otro, y son más felices separados que juntos.

Más que un simple obstáculo en el camino o el descubrimiento de un nuevo pasatiempo, la decisión de estar lejos del cónyuge (en lugar de simplemente participar en actividades separadas, que pueden ser un rasgo saludable) muestra que la conexión entre ellos se está desvaneciendo.

Te puede interesar: Cómo mejorar mi matrimonio.

2. No hay reclamos por nada

Las parejas que evitan los conflictos o barren las cosas bajo la alfombra corren el riesgo de acumular resentimiento, amargura y desacuerdo emocional.

Las parejas que evitan la discordia o no se sienten lo suficientemente seguras para hablar de temas difíciles con su pareja o pueden tener una conexión superficial.

Estar en desacuerdo de una manera saludable y segura, donde pueden abordar los problemas de frente y superar las dificultades juntos, es una habilidad que te ayudará a resistir la prueba del tiempo.

En el otro extremo del espectro, algunas parejas comienzan a pelear constantemente y no lo hacen de manera justa. Está bien discutir, pero si estás constantemente discutiendo sobre lo mismo y tus argumentos se han vuelto personales y dolorosos, no son productivos ni te ayudan a avanzar.

3. No puedes comunicarte sanamente

Una señal de una relación sana es la comunicación abierta, por lo que si no estás hablando (o solo estás hablando de cosas triviales), debes tener cuidado.

Los matrimonios que fracasan pierden la capacidad y la voluntad de resolver los problemas maritales. Hay menos conversaciones significativas y los desafíos mutuos se pasan por alto o se ignoran. Nunca se resolvió ningún problema o surgió un desacuerdo cuando las personas se negaron a comunicarse, así que si no te estás comunicando en tu matrimonio, estás en problemas.

4. No hay honestidad

A veces, en un esfuerzo por evitar una pelea o molestar a tu pareja, puedes retener información para tratar de protegerla.

Por muy buenas que parezcan tus intenciones, si la información retenida se descubre más tarde, puede causar una gran confusión y un sentimiento de traición que quizás no tengas si aclaraste las cosas desde el principio.

Mira aquí: Cómo Mantener un Matrimonio Feliz y Duradero.

5. La intimidad es inexistente

Sí, la intimidad se refiere al sexo, pero también puede referirse a más acciones, como tomarse de la mano, acurrucarse, abrazarse o simplemente tocarse mientras hablan.

El sexo no es el elemento más importante de un matrimonio exitoso, pero la intimidad (y por lo tanto el sexo) sigue siendo un aspecto importante.

Si tú y tu pareja se sienten más como compañeros de habitación que como una pareja que comparte las intimidades y las complejidades del matrimonio, has perdido un componente clave de tu relación.

 

 

NO TE VAYAS!!
Si realmente quieres salvar tu matrimonio tienes que leer la historia de Samantha, ella estuvo a punto de divorciarse y perderlo todo para siempre. Pero aplicó un MÉTODO ÚNICO que la ayudó a recuperar a su esposo en poco tiempo y rehacer su vida otra vez a su lado. Ingresa a continuación. > Haz click aquí <

 

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.