Cómo dejar de Compararte con los demás

Cómo dejar de Compararte con los demás

He descubierto que hay un número infinito de posibilidades en las que podemos compararnos y un número casi infinito de personas con las que compararnos.

Y con lo inundados que estamos por las redes sociales, es más fácil que nunca encontrar constantemente a alguien “mejor” con quien compararnos, lo que solo sirve para hacernos sentir mal con nosotros mismos.

Una vez que comenzamos por ese camino, nunca encontramos un final.

ATENCIÓN!
Antes de continuar leyendo, si te interesa MEJORAR tus habilidades sociales, aumentar tu autoestima, tu carisma, confianza para conocer nuevas personas y conectar con ellas fácilmente. Accede a continuación. > Haz click aquí <

¿Por qué nos comparamos con los demás?

La tendencia a compararnos con los demás es tan humana como cualquier otra emoción. Pero es una decisión que solo nos roba la alegría de la vida. Y es un hábito con numerosos defectos:

  • Las comparaciones siempre son injustas. Por lo general, comparamos lo peor que sabemos de nosotros mismos con lo mejor que presumimos de los demás.
  • Las comparaciones, por definición, requieren métricas. Pero solo un tonto cree que todo lo bueno puede medirse.
  • Las comparaciones nos roban mucho tiempo. Cada uno de nosotros obtiene 86,400 segundos cada día. Y usar incluso uno para compararte a ti mismo o tus logros con otra persona es un segundo perdido.
  • Eres único para compararte de manera justa. Tus dones, talentos, éxitos, contribuciones y valor son completamente únicos para tí y tu propósito en este mundo. Nunca podrán compararte adecuadamente con nadie más.
  • No tienes nada que ganar, pero mucho que perder. Por ejemplo: tu orgullo, tu dignidad, tu impulso y tu pasión.
  • No hay fin para el número posible de comparaciones. El hábito nunca puede superarse logrando el éxito. También habrá algo, o alguien, más en quien concentrarte.
  • La comparación se centra en la persona equivocada. Puedes controlar una sola vida y es la “la tuya”. Pero cuando nos comparamos constantemente con los demás, desperdiciamos una energía valiosa centrándonos en las vidas de otras personas en lugar de la nuestra.
  • Las comparaciones a menudo nos provocan resentimiento. Resentimiento hacia los demás y hacia nosotros mismos.
  • Las comparaciones nos privan de la alegría. No agregan valor, significado ni satisfacción a nuestras vidas. Solo nos distraen de eso.

De hecho, los efectos negativos de las comparaciones son amplios y de gran alcance.

Esto te puede interesar: Formas de aumentar tu autoestima.

Probablemente, también has experimentado o estás experimentando muchos de ellos de primera mano en tu vida.

Entonces, ¿Cómo podríamos liberarnos de este hábito de comparación?

Consejos para dejar de compararte con otros

8 Consejos para dejar de compararte con otros

¿Cómo dejas de compararte constantemente con los demás? Aquí hay algunos consejos útiles que te funcionarán muy bien.

1. Se consciente de tus efectos nocivos

Toma nota de los efectos dañinos que tienes en tu vida compararte con otros. Quitalos intencionalmente de adentro hacia afuera para liberarte del daño que esta mentalidad te ha causado.

2. Ve tus propios éxitos

Si eres escritor, músico, médico, madre o estudiante, tienes una perspectiva única respaldada por experiencias únicas y dones únicos. Tienes la capacidad de amar, servir y contribuir.

Tienes todo lo que necesitas para lograr el bien en el mundo.

Con esa oportunidad directamente frente a tí, se íntimamente consciente de tus éxitos pasados. Y encuentra motivación en ellos para perseguir más.

3. Desea las cosas más grandes de la vida

Algunos de los mayores tesoros de este mundo están ocultos a la vista: amor, humildad, empatía, desinterés, generosidad. Entre estas búsquedas superiores, no hay medida.

Desealos por encima de todo y aléjate por completo de la definición de éxito de la sociedad.

4. Compite menos y aprecia más

Puede haber momentos en los que la competencia sea apropiada, pero la vida no se trata de eso.

Todos hemos sido arrojados juntos en este momento exacto y en este planeta. El primer paso y el más importante para superar el hábito de la competencia es apreciar y felicitar de manera rutinaria la contribución de los demás.

Mira esto: Cómo ser fiel a tu mismo.

5. Practica la gratitud

La gratitud siempre nos obliga a reconocer las cosas buenas que ya tenemos en nuestro mundo.

Recuerda que nadie es perfecto. Centrarte en los aspectos negativos no es tan productivo y necesario como centrarte en lo positivo, debes recordar que nadie es perfecto y nadie está viviendo una vida espectacular al 100%.

El triunfo requiere superar obstáculos constantes.

6. Haz un cambio en tu ambiente

La próxima vez que te encuentres comparándote con los demás, levántate y cambia tu entorno.

Sal a caminar, aunque solo sea al otro lado de la habitación. Permite que el cambio en tu entorno impulse un cambio en tu forma de pensar.

Encuentra inspiración sin comparación

7. Encuentra inspiración sin comparación

Comparar nuestras vidas con las de los demás es una tontería. Pero encontrar inspiración y aprender de los demás es completamente sabio. Trabaja duro para aprender la diferencia.

Pregunta con humildad a personas que admiras o lee biografías que te inspiren. Pero si la comparación es una tendencia constante en tu vida, observa qué actitudes provocan un cambio positivo y cuáles resultan en una influencia negativa.

8. Compárate contigo mismo

Debemos esforzarnos por ser las mejores versiones posibles de nosotros mismos, no solo para nosotros mismos, sino también por el beneficio y la contribución que podemos ofrecer a los demás.

Trabaja duro para cuidarte física, emocional y espiritualmente. Comprométete a crecer un poco cada día.

Lee aquí: Cómo controlar el mal uso de las redes sociales.

Y aprende a celebrar los pequeños avances que estás logrando sin compararlos con los demás.

Con tantos efectos negativos inherentes a la comparación, es una pena que alguna vez participemos en ella.

Pero la lucha es real para la mayoría de nosotros. Afortunadamente, no es necesaria. Y la libertad que se encuentra al compararte menos con otras personas vale la pena.

 

 

UN MOMENTO!!
Si te interesa MEJORAR tus habilidades sociales, aumentar tu autoestima, tu carisma, confianza para conocer nuevas personas y conectar con ellas fácilmente. Accede a continuación. > Haz click aquí <

 

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.